Los silogismos nacen del entretenimiento de una búsqueda del ser humano que aspira ha lo mas lejanos rincones en su alma. como otras "galaxias" o mejor dicho en mundos imaginarios y de inagotable imaginación, tratando de ver entre lo ficticio y lo real dentro de este Blogs, los silogismos son ideas que buscan la verdad en tres direcciones. espero que os guste esto.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

La Quinta Morada

Carlos Raúl Fernández





Ha pasado el tiempo y espero que la lectura del túnel subterráneo sea algo para ustedes especial y satisfactorio, Ya que para mí, es una de las pruebas de tantas; no he estado presente después de mucho tiempo, no me he podido presentar algo nuevo, ya que en mi territorio estoy sufriendo del fuego candente y esperando la víspera de algún terremoto o una pequeña hecatombe. El invierno no llega, ojala fuera nieve lo cayera, aquí la tierra está bien árida y hemos estado sufriendo de fuertes temperaturas desérticas, estamos en el pequeño infierno.

Muy bien mi estimados lectores, está noche hablaremos de las apreciadas joyas de un viejo amigo que viajó al oriente medio, lógicamente que él no sabiendo nada de lo que allí le esperaba, él con gran permanencia(entre lenguas muertas y jovenes), aprendió a leer estos pergaminos, donde se necesita de los conocimientos mágicos y moderados en la persecución clandestina; ya que sé encuentran bajo todo los estandartes de ocultismo que los pergaminos en simismos  entronizan.

Yo Kaffir: --Todos los vinos los he probado, todo tipo de magia he leído, el cual ninguna he practicado, que lástima me da saber que existen aspirantes a grandes conocimiento primitivos y absurdos para humanos no entendidos en la materia, me da lástima saber que en las librerías venden buenos libros de todo tipo de enfermedad mental, y que los que se dicen llamar grandes operadores de corrientes magnéticas simplemente han caído bajo el engaño de editoriales tramposas para decir en dicha experiencia que son autenicas, no solo aprenderán mal algunos sino que el  demonio se reirá de estos Los incautos, (su carcajada retumbará en los mausoleos futuros), él que ignore el camino que lleva a la superlativa confianza del discernimiento, el cual nace con el desarrollo de años en virtudes mentales y astrales; por prácticas agotadoras, de modo que lleve a la voluntad al máximo equilibrio del deseo y sugestión--

Este amigo viajaba en una aldea cerca del golfo pérsico, encontró un anciano que era algo así como sospechoso y extravagante; ese día era muy claro , al ver a un individuo de ropajes extraños y no convencionales como los había visto en otros pueblos; a simple vista se podía notar el perfecto perfil de un socavador de tumbas, sus características complacen a las sombras, sus movimientos como cien mil ideas interpretarán su deslice entre tantos,  no llamar la atención entre los de su misma especie. En el momento que él desaparecía entre el bullicio de gente, yo sabía que el obtenía algo… el rostro pálido y casi perpetuo en la edad que penetró en mi imaginación; me hizo correr tras de él y pronto lo alcancé; nos contemplamos cara a cara, observé que me ofrecía una botella, por un par de dólares, yo saque un par de billetes y él como si deseaba en el fondo de su abismal corazón regalarme o deshacerse de una maldición. En cuanto lo tomé, pude ver que estos objetos procedían de alguna región muy distinta a las que había visitado, lo que tenía en mis manos en ese momento era algún pergamino de algún faquir olvidado, temido por demonios o espejismos del desierto; lo que ahí estaba escrito es como un evangelio gnóstico, el cual explica el símbolo de Lucifer y el origen de la luz, el texto es el siguiente:

Caer es morir

Diré esta noche palabras que han sondeado el sórdido manifiesto en las esparcidas arenas multicolor del comentar de mi mismo y seré el fugaz polvo de estrellas soberanas y fuertes.

Despacio y lento. ¡Shhhh! ¡Silencio! Veo sombras del yo mismo cercano y lejano… aparición buscadora, espantada, sombra del árbol en cuyas hojas están mis pensamientos. Mi serpiente lo ciñe pensativa: ¡yo soy hasta hacer de mí una perpetua palabra! Y de este follaje caes, hoja, germinando algo más que vuestro yo mismo, un oscilante parecer sepultado, aletargado. Vosotros en trance. ¡Yo soy lo que ha de superarse! y desde lo alto agitando sus alas… hasta un profano de fe ciega vería en las esparcidas arenas, con sus puños rotos, que el fénix toma reminiscencia.

Y el águila con voz de la Biblia: ¡Llena está la Verdad! ¿Aún ciñen sus frentes dialogando con el mismo yo lejano y permutable? ¿Ardid de la imaginación, juegas tu papel en ti misma y aún temes? ¡No! ¡No! Es el hombre quien mata de un tiro por miedo a volar y ser sublime cual árbol distingo… ¡Que vacía su copa, corroída por su existencia! hasta su serpiente ha perdido sus alas… Secas caen sus ramas, ya corrupto pasa por el fuego.



¡Oh Fantasma imaginario de mi sabiduría! Tú que sigues todos mis pasos, tú voluntad de mi mismo, de mi yo perdido... ¡hoy sí retorno del yo muerto! Aquel que fue sepultado y odiado en el sublime campo del imperio ignoto. Yo, abrazado por la soledad, vacío, aletargado. Cae manto arrojado por simulación, mi yo condenado, mortal, transitorio y adverso. Disfruto pensar algo que está más allá de los hombres, lejos de su raza, grande para sus mentes. Consciente de pensamientos ajenos, de percibir vuestra generosidad… mórbido, seductor en la noche del duelo de mi mente; batalla profunda y silenciosa.

Invadido por el viento helado de olor aterrador, en secreto indagas mi meditación, plantando la duda cercenadora, corteza de la imaginación que arrancaste de mi árbol interno en cuyas hojas están mis pensamientos.

¡Sí! Mi fantasma habla en esta tierra gris, desolada. La inteligencia guarda el secreto y aún quedan cosas importantes. Retomas mi pasado, lo moldeas apoderándote de palabras de ficción y realidad, y retornas en ese espectro que se niega a sí mismo.

Las hojas caen lentas en una noche mística, el reflejo lunar golpea mi vista, mi sombra no está más conmigo…

¡No! ¡No! –Añade la serpiente en espera del vestigio reminiscente.- Si puedes negarme puedes atraparme como tu futuro o liberarme como un pasado desde mi eterno presente, hasta hacer de mí una perpetua respuesta de lo que he pensado más allá de los hombres.

Pensamiento visionario, búsqueda del misterio de la vida; nuestra serpiente en espectro, “inteligencia”.

Levántate con poder, con gloria y con la sonrisa en mente… ¡Oh en cuyas hojas están mis pensamientos! ¿Cuál es nuestra respuesta perpetua que se niega a sí misma? ¿La inteligencia? ¿Su ignorancia?... Desde esta puerta nace lo indistinguible en un inmenso temblor que deriva lo más alto de todo lo santo, un consuelo que no me recompensa…
Yo consciente de pensamientos ajenos vería sombras del yo mismo escarbando, sintiendo el aroma de lo tímido e indulgente… frente a esa cama de piedra arcana, los secretos emergen voraces…

¡Caer es morir! –Exclama una hoja.– La sombra renacerá brotando de mi árbol y retornará… ¿Cómo es posible comprender tan glacial ego con toda la gloria en la igualdad? Esto es lo que digo a los hombres: ¿miedo a volar en la tierra gris de las esparcidas arenas y romper toda ley y transmutarte en ficción o realidad?...

Veo desde las alturas de mi árbol interno lo ignoto, donde tu morada lleva en su base mi nombre.

Licencia de Creative Commons
La Quinta Morada by Carlos Raúl Fernández Escobar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://twitter.com/CarlosRalF85.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://www.facebook.com/CRFE85

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Los abismos del terror cosmico

Corrector

STILUS iGoogle
Página web:
Documento:
Texto: